te pueden despedir estando de baja

¿Te pueden despedir estando de baja?

Reproducir vídeo

El despido estando de baja laboral es una preocupación común entre los trabajadores que enfrentan una situación médica que les impide cumplir con sus tareas laborales, pero ¿te pueden despedir estando de baja? La respuesta es sí. Te pueden despedir estando de baja.

Sin embargo, hay que tener en cuenta cuál es el motivo del despido: te pueden despedir durante la baja, pero no te pueden despedir por estar de baja.

 En España, un trabajador puede ser despedido mientras se encuentra de baja médica, pero existen ciertas restricciones y condiciones establecidas en la legislación laboral para proteger los derechos del empleado.

El Estatuto de los Trabajadores y los diferentes convenios colectivos regulan los derechos y obligaciones de los trabajadores y empleadores en España. Según este estatuto, el despido de un trabajador estando de baja médica puede ser considerado nulo, improcedente o procedente, dependiendo de las circunstancias.

Es importante destacar que, si te despiden estando de baja, tienes derechos y opciones para defender tus intereses y reclamar en caso de considerarlo necesario. En primer lugar, es fundamental conocer los motivos que fundamentan el despido y si cumplen con los requisitos legales. Si consideras que el despido es injustificado, existen vías legales para impugnarlo.

Despido estando de baja: motivos alegables y causas de despido

Es importante entender que, durante el período de baja médica, el contrato laboral continúa, y sus derechos y obligaciones siguen vigentes. Si el empleador decide llevar a cabo un despido estando de baja, debe asegurarse de que los motivos del despido no estén relacionados directamente con la baja médica en sí misma. Javier destaca que hay dos tipos de despidos que pueden alegarse mientras el trabajador está de baja.

En primer lugar, el despido disciplinario, que se fundamenta en un incumplimiento grave de las obligaciones laborales por parte del empleado. Por ejemplo, si un empleado ha sido negligente o ha cometido una falta grave en su desempeño, el empleador podría plantear un despido disciplinario, independientemente de que esté de baja médica. Por otro lado, un despido objetivo se produce por causas económicas, técnicas u organizativas en la empresa. En ambos casos, la justificación del despido estando de baja debe ser ajena a la situación médica del trabajador.

Cuando volvemos de una baja por enfermedad, accidente laboral o cualquier otra causa, estamos en la misma situación a efectos de despido que cuando estamos de baja. Esto significa que, al regresar al trabajo, el empleador no puede despedirnos si el motivo del despido está relacionado directamente con el hecho de haber estado de baja, independientemente de la duración de la misma.

Despido estando de baja por viajar

En algunas ocasiones, puede surgir la pregunta de si se puede despedir estando de baja a un trabajador que esté de viaje. En este contexto, es importante tener en cuenta que la baja médica es otorgada por razones de salud y, por lo tanto, el trabajador debe cumplir con las restricciones impuestas por su estado de salud.

Si el trabajador se encuentra de baja médica y decide realizar un viaje durante ese período, podría surgir la inquietud sobre si este hecho puede justificar un despido. La respuesta dependerá nuevamente del motivo del despido y de si el viaje durante la baja afectó o no la recuperación del trabajador.

Si el empleador puede demostrar que el viaje realizado durante la baja médica tuvo un impacto negativo en la recuperación del trabajador o incumplió con las restricciones médicas establecidas, podría plantearse un despido disciplinario. Por ejemplo, si el trabajador realizó actividades durante el viaje que empeoraron su estado de salud o alargaron su tiempo de recuperación, el empleador podría considerar el despido estando de baja como una medida disciplinaria justificada.

Sin embargo, es importante destacar que, en general, el hecho de realizar un viaje durante la baja médica no es motivo suficiente para un despido procedente. Se consideraría un despido nulo o improcedente si el motivo del despido no estuviera debidamente justificado .

Para que el despido sea procedente, el empleador deberá demostrar que el viaje incumplió las restricciones médicas y/o que las actividades realizadas durante el mismo, afectaron negativamente a la recuperación del trabajador o causó un perjuicio a la empresa. En este caso, te pueden despedir estando de baja y que el motivo del mismo sea el viaje.

¿Cuándo NO me pueden despedir estando de baja?

Javier nos aclara que existen situaciones en las cuales un trabajador en baja médica no puede ser despedido. «No se puede despedir estando de baja si, mientras que el trabajador estaba de alta, estaba protegido por alguno de los motivos que establece el estatuto de los trabajadores, como una reducción de jornada por haber tenido hijos, un embarazo o estar en un permiso por matrimonio«, afirma. La protección contra el despido estando de baja por motivos contemplados en el Estatuto de los Trabajadores tiene como objetivo garantizar la estabilidad laboral y evitar que los empleados sean despedidos injustamente debido a situaciones relacionadas con su vida personal o familiar.

Estas situaciones están amparadas por la ley y proporcionan una protección especial al trabajador, impidiendo que el empleador lo despida mientras esté de baja médica.

Despido improcedente estando de baja: consecuencias

Si un trabajador sufre un despido estando de baja, y el despido no se basa en motivos suficientemente justificados o no se ajusta a la normativa laboral, también podría ser considerado como un despido improcedente. En caso de que el despido se declarase improcedente, la empresa tiene dos opciones:

  • Readmisión: Reincorporación al puesto de trabajo que ocupaba antes del despido pagando los correspondientes salarios de tramitación
  • Indemnización: Si la empresa no opta por la readmisión, deberá abonar al trabajador una indemnización por despido. En el caso de un despido improcedente, la indemnización equivale a 30 días de salario por cada año trabajado.

Despido nulo estando de baja: consecuencias

En caso de un despido nulo, la situación cambia respecto a las consecuencias para el trabajador despedido estando de baja. A diferencia de un despido improcedente, un despido nulo implica que el despido se considera ilegal y no tiene validez alguna. Por lo tanto, las opciones para el trabajador son distintas:

Readmisión obligatoria: Si el despido estando de baja se declara nulo, la empresa está obligada a readmitir al trabajador en su puesto de trabajo de manera inmediata y con todas las condiciones laborales y derechos que tenía antes del despido. La readmisión se realiza retroactivamente, lo que significa que se considera que el trabajador nunca fue despedido, y se le deben abonar los salarios dejados de percibir durante el período desde el despido hasta la readmisión efectiva, los llamados salarios de tramitación.

Indemnización adicional: Además de la readmisión, el trabajador puede tener derecho a recibir una indemnización adicional por daños morales, si se consigue acreditar que por razón de el despido declarado nulo, el trabajador ha sufrido daños personales o materiales.

¿Si me despiden estando de baja qué recibo?

Siempre que el despido a un trabajador no sea considerado nulo, y tal como explica Javier “tendría derecho, siempre y cuando tuviera derecho al paro, a cobrar la prestación que le corresponda por incapacidad temporal pero el importe máximo a cobrar sería el que le correspondiese por desempleo”. Además, si un trabajador es despedido por motivos objetivos estando de baja y el despido se considera procedente, es decir, basado en razones válidas y justificadas, el trabajador tiene derecho a recibir una indemnización por parte de la empresa.

A continuación, analizaremos los dos tipos más comunes de contratos laborales y cómo afectan a un posible despido durante una baja médica.

¿Te pueden despedir estando de baja con un contrato indefinido?

En el caso de un contrato laboral indefinido, si el trabajador es despedido estando de baja y el despido se considera procedente, tendrá derecho a una indemnización de 20 días de salario por cada año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades. Es decir, si el trabajador ha trabajado durante 5 años en la empresa, la indemnización sería equivalente a 100 días de salario.

Si el despido es improcedente, como se mencionó anteriormente, la empresa puede optar entre la readmisión en su puesto de trabajo o abonar una indemnización de 30 días de salario por cada año trabajado.

¿Te pueden despedir estando de baja con un contrato temporal?

En el caso de un contrato temporal, el despido estando de baja se rige por las mismas normas que en el contrato indefinido. Es decir, si el despido es objetivo y procedente, el trabajador recibirá una indemnización de 20 días de salario por cada año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades. Sin embargo, es importante que el trabajador estando de baja con contrato temporal tenga en cuenta que, si su contrato finaliza mientras está de baja médica, la empresa no estará obligada a renovar su contrato debido a la baja, aunque deberán avisar de la finalización y no renovación del mismo antes de su vencimiento y abonar la indemnización de 12 días por año trabajado.

me pueden despedir estando de baja 7

¿Qué hacer ante un despido estando de baja?

En primer lugar, es importante estar atento a la forma en que se notifica el despido. En la mayoría de los casos, la comunicación se realiza a través de un burofax, un SMS certificado o, en algunos casos, solicitando la presencia del trabajador en la empresa y notificándole personalmente el despido. Si recibes la carta de despido, no debes firmarla  aunque su contenido, en principio, te pueda parecer correcto. En caso de firmarla, es recomendable hacerlo de forma «no conforme» para salvaguardar tus derechos y podrás decidir sopesadamente y con asesoramiento si quieres reclamar o no..

Si consideras que tu despido estando de baja es injustificado, tienes un plazo de 20 días hábiles para presentar una reclamación. Para ello, debes acudir al servicio de conciliación correspondiente a tu lugar de residencia y presentar una papeleta de conciliación. Esta acción iniciará un proceso de negociación o mediación laboral entre las partes involucradas con el objetivo de llegar a un acuerdo. La mediación laboral consiste en la intervención de un tercero neutral e imparcial, el abogado mediador, cuyo objetivo es facilitar la comunicación y el diálogo entre las partes involucradas.

Si no se alcanza un acuerdo satisfactorio, será necesario presentar una demanda judicial, y será un juez quien determine la naturaleza del despido (objetivo, procedente, improcedente o nulo) y las consecuencias del mismo tanto para el trabajador, como para la empresa.

Cómo se debe notificar el despido estando de baja

Cuando la empresa decide llevar a cabo el despido de un trabajador que se encuentra de baja médica, es crucial que se cumplan ciertas condiciones y requisitos establecidos por la legislación laboral para que dicho despido sea considerado legal. Además de la indemnización posterior al despido, se recoge:

Notificación formal del despido: El primer requisito para que un despido estando de baja sea legal es que la notificación del despido sea realizada de manera formal y por escrito. Esto implica que el empleador debe comunicar al trabajador su decisión de terminar la relación laboral a través de una carta de despido. En esta carta, deben especificarse claramente los motivos del despido y las causas que fundamentan la decisión.

Preaviso de al menos 15 días: Otro requisito importante, excepto en los despidos disciplinarios, es que la notificación de despido se realice con un preaviso mínimo de 15 días. Durante este período, el trabajador tendrá conocimiento de la decisión del empleador y dispondrá de tiempo para organizar su situación laboral y personal. El preaviso es esencial para permitir una transición más adecuada y evitar situaciones de desprotección para el trabajador.

Pago de finiquito: El finiquito es un documento que detalla las cantidades pendientes de pago que el empleador debe liquidar al trabajador tras su despido. Esto incluye salarios pendientes, vacaciones no disfrutadas, pagas extras proporcionales, y cualquier otro concepto económico que corresponda según la normativa laboral y el contrato de trabajo. El  finiquito debe ponerse a disposición del trabajador en la fecha del despido o durante el período de preaviso.

Acompañamiento legal durante el proceso de despido estando de baja

En situaciones de despido estando de baja, contar con el asesoramiento legal adecuado puede marcar la diferencia para el trabajador. Un abogado laboralista especializado en derecho laboral y despidos puede ayudar al trabajador a comprender sus derechos y opciones, así como a presentar una reclamación adecuada en caso de considerar el despido injustificado o de que no se le hayan abonado las cantidades que le correspondan.

Estudiaremos en profundidad la documentación relacionada con el despido estando en baja, como la carta de despido y los motivos alegados por la empresa, para determinar si cumplen con los requisitos legales. Además, puede asesorar al trabajador sobre los plazos y procedimientos para presentar una reclamación, así como representar al trabajador en las negociaciones y, en caso necesario, en el proceso judicial.

Asimismo, el abogado puede evaluar si el despido se enmarca en alguna de las situaciones especiales que prohíben el despido durante la baja médica, como una reducción de jornada por motivos familiares o un permiso de maternidad. En estos casos, el abogado puede defender los derechos del trabajador y buscar soluciones legales para su protección.

Nuestro equipo cree que la defensa de los derechos laborales y la búsqueda de una solución justa y adecuada son fundamentales para enfrentar esta situación con garantías y seguridad jurídica. Contacta con nosotros y recibirás asesoramiento especializado en derecho laboral.

Leave a comment:

AV10 logo
Síguenos